8 de noviembre de 2020

tiramisú clásico

 Unos de los postres más ricos que hay. ¡Delicioso!. He dado con la receta perfecta, y la quiero compartir con todos porque os harán la ola :). Tengo ya publicada una receta de tiramisú sin huevos, de Jamie Oliver, deliciosa, pero el de hoy es el clásico con huevos y amaretto, no dejéis de probarlo. Para los que les da cosa lo de los huevos crudos, decir que se 'cuecen' al batirlos con el azúcar así que no tengáis miedo, no es como una mayonesa casera que hay que consumirla en 24 horas. El tiramisú podéis tenerlo tres días en la nevera perfectamente (aunque no creo que os dure tanto jiji).

fuente: "de uvas a peras", ligeramente modificada a mi gusto



Ingredientes para unas 8 raciones generosas (para personas 'normales' podría dar para 10--12 jjjj):-

-500 gr de mascarpone

-5 huevos (claras y yemas separadas)

-110 gr de azúcar glas

-café, un tazón (unos 300 ml), yo lo uso descafeinado y de cafetera

-4 cucharadas de amaretto (si no tenéis, también queda genial con ron, brandy o coñac)

-bizcochos tipo savoiardi

-cacao puro en polvo










Lo primero hacemos el café en la cafetera y lo dejamos atemperar. Añadimos el amaretto.

Batimos las claras con la mitad del azúcar hasta que estén a punto de nieve (al volcar el bol no han de caer). Las pasamos a un cuenco y reservamos. En el mismo bol (sin lavarlo) ponemos las yemas con el resto del azúcar hasta que quede blanquecino. Entonces añadimos el mascarpone y seguimos batiendo hasta que no haya grumos. Incorporamos las claras a las yemas y removemos con movimientos envolventes hasta que esté bien mezclado. (NOTA: primero, siempre, hay que batir las claras, antes que las yemas, porque si a las claras las cae un resto de yema (grasa) no montarán bien. 

  Montaje: en una fuente (mejor rectangular) vamos poniendo los bizcochitos remojados (vuelta y vuelta, no hay que dejarlos flotar) y encima la mitad de la crema. Espolvoreamos cacao puro, y otra capa de bizcochos remojados/crema/cacao. Lo tapamos bien y lo dejamos en la nevera mejor de un día para otro. Gana con las horas. Está delicioso, espero que lo probéis y me digáis que os parece :).

Hemos tenido un fin de semana de sur, con una temperatura muy agradable a pesar del viento, así que nos hemos ido a dar muchos paseos por la ciudad :)








12 de octubre de 2020

arroz con leche tradicional

 ¡Hola!!! :), otra vez vengo con una receta dulce, ¡no lo puedo remediar!. Me encanta el arroz con leche, me chifla, me emociona, me alegra el día, y todo lo bueno que se pueda decir de él y además me lleva directa a la infancia. No hay recetas suficientes nunca de este rico postre. Algunos lo hacen con hojas de laurel, otros  añaden un chorrito de anís, algunos prefieren aromatizarlo con una variedad de cítricos y a otros les gusta requemarlo por encima con soplete. Sea como sea, me gustan todos y cada uno pero yo me quedo con el tradicional que sólo lleva canela y limón, como lo hacía mi abuela cuando nos lo traía para merendar sin más florituras :). Mi madre lo hace igual y la queda riquísimo, me hace fuentes grandes y aunque al principio siempre me parece una cantidad exagerada luego no me dura ni dos días en la nevera. Además resulta que un plato tan tradicional y tan de casa como este, lo había hecho mucho pero no lo había publicado nunca en su estilo tradicional (tengo una receta de olla express), así que espero subsanar este error imperdonable dejándoos esta delicia por aquí para que no se pierda nunca :)

 




Ingredientes para unas cuatro raciones:

-1 litro de leche entera

-100 gr de arroz redondo 

-200 ml de agua

-piel de un limón (sin coger nada de lo blanco, que amarga)

-1 palo de canela

-100 gr de azúcar

-1 taquito de mantequilla (unos 20 gr)

-1 pizca de sal

-canela en polvo para espolvorear por encima




Lo primero ponemos la leche a calentar con el palo de canela y la piel de limón, y cuando hierva lo ponemos al mínimo y lo mantenemos.

  Pasamos el arroz por un colador para que pierda almidón, así la textura final será mejor.

En una cazuela ponemos el agua, el arroz, la mantequilla y una pizca de sal y lo calentamos hasta que hierva muy suave y lo dejamos unos cinco minutos, casi cuando no quede agua añadimos un cacillo de leche (que estará caliente) y removemos. Es importante que a partir de ahora ya no hierva (sólo que haga unas pequeñas burbujitas por arriba), y tan sólo tenemos que ir añadiendo un cucharón de leche cada cinco minutos  y remover. Así hasta terminar con toda la leche. Tardaremos aproximadamente tres cuartos de hora en tenerlo listo. Una vez pasado este tiempo añadimos el azúcar, removemos y tenemos cinco minutos más sin parar de remover. (yo lo hago todo el tiempo al 4 en inducción). Mi abuela siempre dejaba las pieles de limón y la canela dentro y era una suerte encontrárselo y rechupetearlo ;)))

  Antes de pasarlo a la nevera lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.




¡Espero que os guste! :)












14 de septiembre de 2020

tarta-clafoutis de moras para mi cumple :) { y las mascarillas de mi madre}

Varias semanas de retraso para celebrar mi cambio de década, en un año marcado por el covid, pero con toda la ilusión por seguir cumpliendo y por seguir aquí. :))). He querido hacer una comida de picoteo culminada con una tarta muy fresca de moras que a mí me encanta, acompañada de un poco de helado de yogur.

 la clafoutis es una tarta típica francesa a base de frutas con un cuajado con textura de quesada. Cuando las frutas elegidas son manzana o pera, entonces la tarta pasa a llamarse flognarde.

 

  

 He seguido la misma receta de la clafoutis de picotas que publiqué hace ya muchos años pero con leche de almendras y queda así:

-moras (para cubrir el molde, unos 300 gr, es un poco a ojo) 

-3 huevos L

-300 ml de leche de almendras

-120 gr de azúcar (si la leche de almendras es sin azúcar, añadir una cucharada más de azúcar a la receta)

-1 sobre de azúcar vainillado (o una vaina sería ideal)

-100 gr de harina

-25 gr de almendra molida

-ralladura de medio limón

-pizca de sal




Precalentamos el horno a 180º diez minutos

 lavamos las moras y escurrirlas un poco en un colador para que suelten el exceso de agua.Las mezclamos con la mitad del azúcar y las ponemos por toda la base del molde. Batimos el resto de ingredientes  y añadimos por encima de las moras, veréis que es una mezcla bastante líquida, es normal. Lo hornearemos unos 35 minutos a 180º.


Mini paso a paso..





¿Verdad que es facilísima?? y es muy ligera, además me encanta el toque crujiente que le dan las pepitas de las  moras :). El picoteo consistió en: guacamole con nachos, pudin de bonito, huevos rellenos, espárragos de Navarra, bombones de salmón y pinchos de jamón-queso de cabra-mermelada de pimientos rojos. 




Y ahora vamos con las mascarillas que ha hecho mi madre, ya sabéis que es una artista y el costureo se la da genial, aquí la prueba:








Estas últimas, a juego con la bolsita,  son para las niñas, no me digáis que no son monas :))))


Prometo no tardar tanto en publicar, al menos lo intentaré :))))

¡Hasta la próxima!

:)


24 de julio de 2020

helado de tarta de queso {y las gemelitas ya tienen seis años!}


  Las gemelitas cumplieron seis años el pasado siete de julio. ¡Seis años ya! :). Lo celebramos en familia, entre comida rica de "la abu", guarrerías de cumples infantiles, piñata con muchas chuches y tarta. Lo pasaron genial y lo mejor es la ilusión que se genera año tras año, siempre esperando su día especial :). Abajo pondré algunas fotos del 'evento', pero antes quiero colgar la receta del helado de tarta de queso, que está deliciooooosooo y es rapidísimo de hacer  (se me acumulan las recetas) :)))



Ingredientes: (en las fotos veis las versiones 'mini' pues me lo llevé a una escapada que hicimos en la furgo, en el congelador de nuestra mini nevera hay hueco suficiente para llevar este helado :) )

-400 gr de queso crema
-400 ml de nata para montar (pero tranquilos, no hay que montarla)
-150 ml de leche entera
-125 gr de yogur griego (o sea un yogur)
-100 gr de azúcar normal + 40 gr de azúcar invertido (abajo explico cómo hacerlo. Si no tenéis azúcar invertido ponéis 140 gr de azúcar normal)
-trocitos de galletas de mantequilla y mermelada de moras/fresa, etc


lo primero os digo como hacer el azúcar invertido: se hace una vez, se guarda en un tarro/s en la nevera y dura un año, os da para muchos helados y aporta cremosidad, funciona como conservante y ayuda a no cristalizar.
 Ingredientes:
-150 gr de agua embotellada sin gas
-350 gr de azúcar
-5 ml de zumo de limón
-5 gr de bicarbonato

Ponemos el agua, azúcar y zumo de limón en un cazo, lo removemos ligeramente y lo llevamos al fuego  hasta que hierva. Retiramos del fuego y dejamos atemperar, pasados 15 minutos echamos el bicarbonato y removemos, es normal si se pone blanco o si se espuma. Vertemos en los tarros (me salieron dos medianos y sin llenar) y una vez frios a la nevera. Poned etiqueta que luego no sabéis lo que es :)

Vamos con el Helado:
mezclamos el queso, nata, azúcar, yogur y leche. Removemos bien que,no queden grumos. Si tenéis heladera es el momento de echarlo y dejarlo mantecar una media hora. Os lo comeríais una vez esté o tranquilamente lo podéis congelar hasta el día que queráis. Peeeero yo lo hago sin heladera y lo que hago es removerlo varias veces (al menos tres) desde que coja cuerpo, cada hora.  Una vez lo saco del congelador lo dejo 10 minutos antes de comer y queda perfecto, añado mermelada y trocitos de galletas y listo, como os digo en mi casa triunfó :)


y ahora el súper cumple!!


la tarta era un bizcocho de yogur y manzana, almibarado, relleno y cubierto con crema de queso, nata y limón, con una gota de colorante rojo












y para acabar, hacer una mención especial a mi ayudanta, la que siempre colabora en hacer la tarta y adornos de las primas, Ana.








¡Felicidades Lara y Paula!!!, ¡os queremos mucho!!! :)))))

22 de junio de 2020

tarta mousse de yogur griego y limón

¡Hola a todos después de casi un mes sin publicar!! :). Ya estamos a 22 de junio y desde hace tres días estamos en nueva normalidad  así que ayer por fin nos reunimos para celebrar los conficumpleaños de abril, de mi hermano y cuñada, Luis y Lore (hola Lore!!! :))) con una tarta muy fresca y apetecible. Ha empezado el verano y ha llegado con muchísimo calor así que para no encender el horno, esta tarta de yogur es ideal pues además de que me ha encantado el sabor, me ha parecido perfecta de dulzor, no empalaga nada de nada y es ligera pese a la nata :).



Ingredientes:
-4 sobaos/valencianas/magdalenas,etc para hacer la base + una cucharada de yogur griego
y además:
-5 yogures (menos la cucharada que hemos quitado para la base)
-300 ml de nata para montar (si usáis bricks de los pequeños que son de 200 ml cada uno, podéis poner los dos enteros)
-2 limones, su zumo
-ralladura de uno de ellos
-6 hojas de gelatina
-180 gr de azúcar
opcional para decorar unos arándanos

He utilizado un molde de 20 cm y los bordes me han quedado 'rústicos' jaaja pero da igual, estaba riquísima.






Base: hacemos migas las valencianas (o sobaos, etc) y mezclamos con una cucharada de yogur griego. Forramos todo el molde y reservamos.

 Ponemos a hidratar las hojas de gelatina cinco minutos en agua fría.
Exprimimos los limones y los ponemos en un cazo a calentar hasta que hierva. Apagamos (para quitar ese hervor) y añadimos la gelatina, removemos muy bien hasta su completa disolución. Lo dejamos atemperar un poco e incorporamos el azúcar y los yogures. 
  Por último montamos la nata y la incorporamos con movimientos envolventes al resto. Vertemos sobre la base, tapamos bien y a la nevera mínimo cuatro horas pero mucho mejor hacerla la noche anterior.


Nada más, espero que la probéis y me digáis qué os parece, creo que no os defraudará :)

30 de mayo de 2020

gofres de patata con salmón ahumado (y las mantas de primavera de mi madre)

Recuerdo cuando volví de Bélgica toda emocionada porque había probado los gofres dulces de Maneken Pis (mmmmmm). Tuve la urgencia de tener una gofrera sí o sí y sólo la he usado una vez :)))). La tengo en un cajón pero por fin ha podido ver la luz gracias a esta receta que encontré en una revista y que (como siempre) recorté para hacer (por si no tuviera ya cientos de recortes además de libros, blogs amigos, etc, el caso es acumular, hacer y comer). 
  Me han gustado mucho y no tardaré en repetirlos. Ah, si no tenéis gofrera, que creo que es lo más normal (el no tenerla, digo), por supuesto pueden hacerse en una sartén aunque no tengan la forma pues el sabor será mismo :).
 Nota: mi gofrera es francesa y no belga, por eso tienen forma de flor en lugar de cuadrados :)



Para 4 gofres:
-300 gr de patata
-1 yema de huevo
-120 ml de leche
-65 gr de maicena
-1 cucharada de aceite
-30 gr de parmesano (o el queso que más os guste pero que sea fuerte)
-salmón ahumado






Pelamos las patatas y las rallamos. Las escurrimos bien en un colador mientras apretamos para que suelten todo el jugo.
 En un bol ponemos el resto de ingredientes: yema, leche, maicena, aceite y el queso rallado. Añadimos las patatas y mezclamos bien, 
  Encendemos la gofrera siguiendo las instrucciones del fabricante (no todas funcionan igual) y cuando esté bien caliente pintamos con aceite los recovecos para que no se pegue la masa, y  echamos la mezcla.Es normal que por los lados quede más líquido como veis en la foto. Lo dejamos unos 4 minutos que pueden ser más, dependiendo de lo dorados que nos gusten. Los sacamos con cuidado con una espátula de silicona y los comemos templados, acompañados del salmón y opcional un poco de queso crema con unas aceitunas (o pepinillos) picadas.



Y ahora os enseño las mantas de verano de lino y algodón que me ha hecho mi madre, ya sabéis que es una artista :)




Y nada más, espero que lo estéis pasando lo mejor posible y que estéis todos sanos :)