16 de febrero de 2015

tartaletas de cebolla caramelizada al vino tinto y queso de cabra

¡Qué ricas son estas tartaletas!! si tenéis que sorprender a alguien no lo dudéis y preparadlas porque son deliciosas y más fáciles imposible. A mi me dió la receta Sara, una niña de 7 años! asidua de la revista masterchef junior, que era donde venía. :)



 Ingredientes para 5 tartaletas:
-1 lámina de masa quebrada
-3 cebollas moradas
-1 rulo de queso de cabra (usaremos 2/3 del rulo aprox, una rodaja por tartaleta)
-2 cucharaditas de azúcar moreno
-1/4 de vaso (unos 60 ml) de vino tinto bueno
-2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
-2 cucharadas de mantequilla
-tomillo (para mi gusto no es imprescindible además yo sólo tenía tomillo seco)



Encamisamos los moldes donde haremos las tartaletas (enmantequillar+enharinar) para que no se nos pegue.
Dividimos la masa quebrada en cuatro, la quinta tartaleta la haremos con los recortes de las otras 4. Pinchamos con un tenedor, para que no suban mientras cuecen.
Precalentamos el horno a 180º 10 minutos y las hornearemos a esta misma temperatura unos 15 minutos, hasta que estén algo doradas.
 Dejamos enfriar.
Mientras habremos hecho la cebolla....cortándola en juliana fina, y pochándola 20 minutos (la receta decía 35 pero era una exageración a mi parecer) a fuego muy lento, en el aceite y mantequilla. Pasado ese tiempo añadimos el azúcar y el vino y tendremos unos 5 minutos más.
 Montamos las tartaletas en el momento que las vayamos a comer así le damos un calentón a todo junto en el último momento para que se nos funda el queso un poco.
 Y nada más, receta fácil donde las haya y deliciosa :)








16 comentarios:

Como agua para chocolate-myriam dijo...

Ayyy esa niña promete que será una gran cheff jajajaja. Las tartaletas riquísimas. Besotesss.

Sofia martin de nicolas dijo...

Que buenas, desde que descubrí la cebolla caramelizada, ha sido todo un gran invento, porque en casa no rechistan a la hora probarlo y si encima viene en tartaleta y acompañada de queso de cabra, un entrante de lujo, besos
Sofía

I Love Bundt Cakes dijo...

Una receta muy sencilla y vistosa, que ricura. Mira que bien que tener cerca alguien tan pequeño y ya aficionada a la cocina, besos

carmen - Rezetas de Carmen dijo...

Una forma de presentar este plato muy original, a mi también me encanta la cebolla caramelizada.
besos,

Clàudia Recetas Saludables dijo...

el nombre ya es glamuroso pero las fotos lo rematan!! seguro que deliciosa y fácil de hacer

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Qué rico ver ese queso de cabra medio derretido encima de la tartaleta, bien ricas han de estar.
Besos.

Marisa dijo...

Holaaaa, pero que delicia de tartaletas Mar! el otro día me he comprado por capricho unos moldes de tartaletas que me apetecía tener. Que buenísimas, son un bocado extraordinario, y que bonitas!
Un besooo

Eva dijo...

Son una fan incondicional de la cebolla caramelizada, asi que tomo buena nota, porque estas tartatletas te han quedado deliciosas.
Besos.

María Alonso dijo...

Ayyy me ha gustado mucho, me la apunto ya mismito...
Un besazo

Nuria Eme dijo...

Hola guapísima !!!
Pues además de bonitas me han encantado por el sabor que tienen. Perfectas mar Ummmm y además al horno, es que me imagino lo bien que tenían que oler.
Me llevo la idea, que son fáciles y muy resultonas.
Besotes gordos mi niña, feliz día.

Palmira http://comeconmigoelblogdepalmira.over-blog.es/ dijo...

¡Qué tartaletas más originales! Las veo preciosas y seguro riquísimas.
Besos,
Palmira

Cuinant a Canet Gemma dijo...

Pues que vivan esos niños si nos han de aportar estas ricas recetas
Muas

macus! dijo...

tienen una pinta buenisima!!!

MARÍA JESÚS dijo...

Hola Mar qué ricas se ven y es cierto que son muy sencilllas...un beset guapa!

montsemorote dijo...

Que ricas!!! Unas tartaletas estupendas y sencillas, me gustan.
Besos
Cocinando con Montse

Liliana Fuchs dijo...

Jo qué buenas, es que es una combinación de ingredientes totalmente ganadora. La cebolla caramelizada me vuelve loca, yo suelo prepararla con cebolla dulce aunque con la morada también sale deliciosa. Y combinada con queso... ñam!

Un abrazo