2 de marzo de 2018

tarta de manzana y pera, celebrando la nieve :)

Ayer nevó en Santander.Hacía más de veinticinco años que eso no ocurría, y lo recuerdo porque  tendría unos doce años y me hicieron unas fotos con nuestros perros de entonces, Sulzer y Tron :), para atestiguarlo. Sólo duró cuajada unas horas pero fué nieve al fin y al cabo :). El caso es que ayer al subir las persianas y ver ese manto blanco me entró una alegría enorme y, después de bajar a hacer unas fotos me entraron las consabidas ganas de encender el horno y hacer algún dulce. Me acordé de la tarta de Odile, del libro de recetas sanas anticáncer,pero me pasó una cosa. Bueno, me pasaron dos: la primera tarta que hice se la comió mi perro Ron, parte de ella, y acabó por tanto en la basura (la parte que no acabó en su tripa, claro). Pero me dió tiempo, antes del delito de imprudencia, a probar un trocín, y me pareció sosa. Así que la repetí añadiendo algo más de dulzor pero todos coincidimos en que la seguía faltando algo, por lo que después de hacer algunas pruebas me quedo con esta receta que a continuación os detallo, pues me ha gustado mucho y más sana no puede ser, para esos días de capricho sin remordimientos :)



Ingredientes (para unas seis raciones normales), y un molde de 20-23 cm:
-3 huevos (si son hermosos podéis usar 2)
-2 manzanas
-2 peras
-50 gr de aceite de oliva virgen extra, usé el de ENCINAS DE MONTEQUINTO
-100 gr de miel
-2 dátiles grandes y jugosos (medjoul, por ejemplo)
-1 cucharadita de canela
-100 gr de harina integral de espelta
-ralladura de limón
-1 pizca de sal
nota: la receta del libro no lleva dátiles ni limón, y la cantidad de miel (o de sirope de agave) son 75 ml pero así estaba muyyy sosa (y eso que me gustan las cosas poco dulces).



Lo primero pelar la fruta y laminarla, es la parte más rollo porque luego es bien rápida. Si vamos a tardar, pues la rociamos un poco de limón para que no se oxide, pero vamos que si lo hacéis rápido no hace falta :)
  . En un cuenco batimos el resto de ingredientes (si la miel está muy sólida como era mi caso, la dais una vuelta en el microondas para licuarla un poco).
  En el molde elegido ponemos una capa de manzana laminada, generosa, y encima la mitad de la mezcla batida. Encima las peras laminadas y el resto de la mezcla batida. Por encima ponemos más láminas de manzana y un poco más de canela espolvoreada por encima. El horno deberá estar precalentado a 180º 10 minutos calor arriba y abajo y a esta misma temperatura la tendremos una media hora, depende de cada horno pero aproximadamente ese tiempo. Me gusta pintarla con un poco de mermelada de albaricoque o melocotón al sacarla del horno, le da un toque muy rico.








13 comentarios:

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Qué bonita la nieve, al menos si no has de salir a trabajar o circular en coche, Lenon parece tener frío, pero a Ron se le ve disfrutar de lo indo, claro que con la barriga llena de tarta no notaba el frío.
Las tartas de manzana me gustan todas, con espelta quedan muy ricas, aunque si dices que queda un pelín sosa sabiendo que no te gusta empalagosa por algo será.
Besos.

São Ribeiro dijo...

Adoro bolos com fruta esse tem que estar uma delicia.
A fatia esta muito tentadora.
Os câes estão felizes aproveitar a neve.
Boa semana

Cuca dijo...

Aquí la nieve no falta cada año. Un par de nevadas no nos las quita nadie, pero curiosamente el otro día cuando nevó en todo el país aquí ni un copo ¡y conste que me parece perfecto! La nieve es preciosa vista desde casa, pero si tienes que salir al trabajo y dejar a la niña en la guardería es una pesadilla porque para dos días que nieve no tienes costumbre ni en el pueblo hay maquinaria suficiente como para tener todas las calles limpias rápidamente.

Eso sí, a tus perros se les ve felices. No sé si por la nieve o por la nieve más la tarta que se zamparon (bueno, sólo uno de ellos)

Creo que con los cambios que has hecho tiene que quedar una tarta deliciosa, yo me la he anotado que me encanta respostear con fruta y miel.

¡Besos mil!

Doris mis cosillas dijo...

Que bien y que fotos mas chulas tanto como este pastel tan fresco con frutas.Gracias y buenas noches.

Liliana Fuchs dijo...

Pero qué preciosidad de imágenes Mar!!
Ay la nieve, tiene ese algo especial que a los que no estamos acostumbrados nos fascina :). Cuando cayó la nevada del siglo en Madrid yo estaba como loca, una niña vamos, salí casi con lo puesto corriendo a hacer fotos por el barrio y luego también a encender el horno, jajaja.

La tarta tiene muy buena pinta!! Me gusta el toque de los dátiles, y el limón, seguro que admite más especias o incluso unas nueces o almendras. Mira, yo hice esta: http://www.mimundo.philips.es/receta-tarta-manzana/ hace poco y me encantó, queda más finita al ser menos volumen de ingredientes, pero con manzanas bien sabrosas yo creo que salió muy buena. Si cortas las manzanas muy finitas la textura es una delicia.

Un abrazo!

Canal cómo se hace dijo...

Deliciosa receta, y que bonito todo nevado. Yo vivo en Valencia aquí en la costa no vemos esos paisajes tan bucolicos, un beset

Nuria Eme dijo...

Hola guapísima !!!
Sé que a tí no te haría tanta gracia, pero me partí de risa leyendo la trastada de Ron y me hubiera encantado ver la cara cuando le pillaste en fragante delito, seguro que pensaba compartirla con el colega jaja y no le dio tiempo.
Unas fotos preciosas mar, si te digo la verdad, la nieve es muy bonita pero no estoy habituada a ella y me da un poco de reparo moverme en ese entorno. He vivido unas cuantas nevadas y si te soy sincera la primera vez, fue con una ilusión tremenda, casi creo que con la misma que puede experimentar alguien que no ha visto nunca el mar.
Mientras leía la receta y sabiendo que no te gusta el empalago como a mí, si que tenía que ser sosa la tarta. No hay mal que por bien no venga, para Ron mejor que no tuviera más azúcar y para tí, bien porque pudist rectificar.
Una tarta maravillosa, porque a las de manzanas y en este caso también peras, les tengo devoción.
Besotes mi niña.

Nati dijo...

Un paisaje muy bonito y la tarta ideal para entrar en calor jajaja. Un besazo.

nieves dijo...

Mi hija está trabajando en Santander, y el jueves nos mandó unas fotos con un manto blanco a primera hora de la mañana increíble. Los postres con manzana o pera creo que son los que más me gustan, de modo que con ambos ingredientes, junto con la miel, aceite de oliva y el sabor a canela, tiene que ser un auténtico placer. Me imagino la cara que te quedaría cuando viste aquella tarta "degustada" por Ron. Ellos están siempre alerta jajaja.

Un besín.

Nenalinda dijo...

Con lo lamboreteira que soy y con lo que me gustan las tartas de manzana esta es toda una tentacion , no dudo lo mas minimo que con los cambios que le has echo a la receta este de rexupete, te ha quedado de relujo.
Me imagino la cara que se te puso cuando viste la trastada de Ron pero oye de vez en cuando tambien les viene bien darse un capricho y si no estaba dulce no le hizo daño , que bien se lo pasaron en la nieve me encnatan las fotos yo esa noche no dormi pensando en lo que tardaria en llegar a trabajar con la nieve al final no me hizo falta poner cadenas por que lleve el todo terreno pero como sali trempano llegue media hora antes al trabajo jaja mi marido estaba alucinado cuando vio que me levantaba a las 6 de la mañana cuando tardo 15 minutos en llegar al trabajo , una pena que al dia siguiente lloviera y ya no tengamos nieve ni en las montañas que nos rodean no ha dejado de llover y ya me cansa tanta lluvia.
Bicos mil y feliz semana wapa.

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Sobre tu pregunta de la textura de mis galletas integrales. Digamos que son ligeramente crujientes Mar aunque al día siguiente lo son menos, pero no blanditas, ricas sin ser excesivamente dulzonas.
Besos.

Javier dijo...

Mar, qué gozada poder disfrutar de la nieve. Aquí dijeron que nevaría y me llevé todo el día esperando, al final nada...

Ya veo que has adaptado la tarta hasta conseguir el punto que os gusta. Aunque me pregunto si a Ron le convence más la versión de ahora o la primera jajaja

Abrazos!!

Kasioles dijo...

En Castilla-León también ha nevado, pero me asustan los patinazos, será por la edad, y es entonces que prefiero contemplar esa capa blanca que todo lo cubre, tras los cristales de mi ventana.
Y si al lado tengo un trocito de tu rica tarta con un café calentito, entonces sí que sería la completa, ya me estoy imaginando lo riquísima que tiene que estar.
Ha sido un placer venir a tu espacio.
Cariños.
kasioles