24 de mayo de 2017

Moscovitas y Oviedo

Oviedo es una ciudad que siempre me ha gustado, quizá por la cercanía con nosotros los cántabros, sólo que ellos comen más a lo bestia jjjjj, y tanto la ciudad en sí como su gente, son  de diez.  
  Hoy traigo una receta de moscovitas, el emblema de la confitería-pastelería Rialto. Es la que circula por toda la red, y he de decir que quedan extraordinarias, salen parecidísimassssssssssss a las originales. 



Ingredientes para unas 50 moscovitas (son finísimas, tipo teja):

-100 gr de azúcar glas
-100 gr de nata para montar (mínimo 35% grasa)
-100 gr de almendra marcona cruda (en cubitos o enteras)
-20 gr de harina
-chocolate con leche para fundir y cubrir después, cantidad no la pesé, a ojo

Molemos las almendras con robot o metiéndolas en una bolsa y dando con un rodillo, sin que llegue a ser polvo pero casi, que quede algún trocito.Cuanto mejor sea la calidad de la almendra, mejor resultado.
En un cazo ponemos la nata y el azúcar glas, a fuego medio, y revolvemos hasta que hierva. Entonces bajado un poco el fuego y sin dejar de remover añadimos la harina y las almendras trituradas (que no lleguen a ser polvo pero casi, en mis fotos veréis que algunos trozos me quedaron gordos, aún así estaban muy ricas). Quedará una mezcla bastante líquida, dejamos enfriar un rato, porque cuanto más templada esté más espesa y será fundamental para formar las galletas, así que no tengáis prisa (este paso no lo especifican en muchas recetas de las que leí, lo echaban en caliente tal cual, y fastidié las galletas, y a base de repetir me he percatado de que es fundamental dejar enfriar la masa jeje).
  Una vez fría, precalentamos el horn a 180º calor arriba y abajo, ponemos montoncitos (OJO: no más grandes que una aceituna, porque luego se expande una barbaridad en el horno) separados entre sí, en cada bandeja pongo  16 máximo, por tanto hay que hacer varias tandas, es lo más rollo pero bueno, y horneamos a 180º hasta que estén tostadas (no quemadas) la primera tanda suele necesitar casi 10 min y las siguientes con 5 ya están hechas, pero vigilad. Las dejamos un par de minutos en la propia bandeja y ya en cuanto endurezcan las pasamos a una rejilla a que enfríen del todo.

NOTA1: me ha sido imposible que me salieran del tamaño como las moscovitas de Rialto, para ello tendría que ponerlas de tamaño guisante, así que recordad que máximo como una aceituna, u os saldrán gigantes.
NOTA 2: aunque ya no serían moscovitas auténticas, con avellanas y choco negro están de vicio, hice una tanda así y estaban muyyy buenas.


las originales son con chocolate con leche, pero pusé algunas con choco negro y también buenísimas


mirad cómo crecen!

Y hablemos un poco de Oviedo..


 Los menús del día son para alucinar de contundentes, y si no mirad:


Es materialmente imposible comerse todo eso!!!!

El dulce típico es el carbayón, para mi gusto muy dulce (ya sabemos mi problema con que todo me sabe hiperdulce) y el dulce típico de los pueblos de Asturias es la casadielle (me gusta más).



no me dió tiempo a probar las letizias, lo haré la próxima vez :)


Y hay una confitería mítica en pleno centro llamada Rialto, donde hacen las famosas moscovitas, unas pastas muy finas de almendra marcona y chocolate con leche, son  caras por la marcona pero la verdad es que están muy ricas.



éstas son las moscovitas de Rialto, las originales


Los quesos asturianos también riquísimos, yo creo que vivimos en el mejor país para comer queso, porque les pegan cien vueltas a los franceses sin ir más lejos..pero ellos les dan más fama ya se sabe.. A veces hago comentarios sobre los franceses que puede parecer que me caen mal, pero nada más lejos de la realidad..

El anaranjado es un afuega´l pitu ahumado, con pimentón, el de en medio es de cabrales, se distingue bien, a la derecha membrillo y frutos secos. Abajo a la izquierda uno que me encantó, el gamonedo. En medio el beyos y la derecha el casin, también riquísimo (bueno, todos lo estaban).


y así quedó :)
todo regado con sidra
el chorizo a la sidra también muyyy rico, dedicado a mi amiga Elia, choricera mayor del reino jajaa. Un besoooooo si me estás leyendo! te felicito desde aquí por tu futura maternidad ;))))))

Al  día siguiente nos comimos un cachopo, el ganador de 2016 en las tablas de Campillín, y nos gustó mucho, estaba relleno de paleta ibérica y cabrales. En la foto parece más pequeño de lo que era, pero era para compartir y nos costó acabarlo, era muy gordo.




Pero no todo es comer en esta vida, también hay que caminar y caminar para bajar tantas calorías :), y Oviedo es muy bonito para tal fin..

el mercado Fontan





Gascona es la calle donde más sidrerías hay y es donde cenamos, acertamos de lleno




alguna de vosotras hubiera querido comprarlo...

estatuas de Botero por gran parte de la ciudad




en el parque San Francisco hay una estatua dedicada a Mafalda y sus inteligentes pensamientos siempre sobre las cosas que pasan en el mundo






la universidad, el edificio histórico

Las tres fotos siguientes son de un mercadillo-zoco artesanal que estaban haciendo estos días con food trucks incluídas, muy chulo





a la izquierda lo que queda de muralla







Y en la subida al naranco pudimos ver los monumentos prerrománicos y unas buenas vistas de todo Oviedo


nuestra furgo

San Miguel de Lillo

Sta María del Naranco

acaban siempre agotados :)
Hicimos una parada en Lastres, preciosa villa marinera donde ya sabéis que se rodaron los exteriores de la serie Doctor Mateo. Su casa, la panadería, la taberna de Tom..todo por fuera, los interiores los grababan en Madrid (creo)









la casa de Mateo, la foto de arriba también es, desde otra vista
la panadería, en realidad la casa de una señora
  













vista general desde el mirador de San Roque
Y nada más, me lo pasé genial y estoy deseando repetir :), ¡hasta la próxima!

12 comentarios:

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Si lo sé no vengo, jajaja, Ahora tengo un hambre atroz, intentaría traspasar la pantalla si pudiera, qué bien se come en Asturias, eso si, la operación bikini ahí no debe existir.
Oviedo lo conozco poco, solo estuve una tarde, así que tus fotos me vienen bien para conocerlo un poco más
Y tus Moscovitas una pasada, qué bien te han quedado!! Tengo por ahí una receta guardada, digo yo que algún día le tocará el turno.
Besos guapa!!

Cuca dijo...

¡Qué bonita entrada Mar! con decirte que las moscovitas han quedado en segundo lugar...

Oviedo me encanta, tengo muchísimas ganas de ir (también a Lastres que yo era muy fan de las primeras temporadas de Doctor Mateo, al final no tanto) De hecho toda la zona norte del país es mi asignatura pendiente y creo que será un buen destino cuando empecemos a veranear en familia porque las temperaturas son menos extremas que aquí en el sur.

Por cierto yo a ti te hacía extremeña ¡entre las dos nos colocamos la una a la otra donde mejor nos place en el mapa! ja ja ja

En fin reina, una entrada maravillosa, de esas de dar muuuucha envidia sana ¡no veas qué hambre con esas fotos!

¡Besos mil!

Bego R dijo...

Menuda entrada más guapa .
Hoy las fotos de tu viaje sí que me suenan jeje...
Las moscovitas son un vicio . Las compro de pascuas en ramos porque cada vez que lo hago me las como todas de una sentada .
Y al contrario que a ri , los carbayones me privan , son otra de mis pasiones .
Un besín Mar !

sandra/ josemaria dijo...

Unos lugares muy hermosos y una receta muy sabrosa.

Nenalinda dijo...

Oyeeeeeeees y disgo yo ya que habeis bajado hasta Oviedo y Lastres la proxima vez toca venir a verme ,aqui los menus no son como los de alli pero fame no habeis de pasar tampoco.
A mi como buena lamboreteira o llambona ,me gustan tanto las casadielles como los carballones , eso si para como las casadielles que hace mi tia Gelines ninguna ains que ricas estan madre pero las que venden por ahi son super dulces no me gustan nada.
Cuando mi hermano tenia 6 años teniamos que ir todas las semanas a Oviedo con el al medico y pasar a comprar moscovitas a la confiteria Rialto era paso obligatorio que ricas estan madre.
Las hice una vez en casa pero no me convencieron nada ,tomo nota de tu receta no dejan de decirme comeme , te han quedado de relujo no lo siguente.
Seguro que disfrutasteis mucho de ese viaje Asturias es preciosa , aun teneis que seguir concoiendola ,no podeis quedar sin ir a visitar Muniellos o el Halledo de Monasterio de Hermo .
Bicos mil y feliz finde wapisimaaaaaa.

Marisa dijo...

Mariiiiiii, yo también quiero ir a Ovieu, el año pasado al final nos decantamos por ir a Gijón pero este yo no me pierdo tan preciosa ciudad. Y madre mía la de comida! que exagerados somos a veces, si todo eso no hay quién lo coma jajajajaja,
Te han quedado unos moscovitas riquísimos, y la furgo....la furgo te la cambiaba ahora mismo jajajjaja
Un besazooooo

Nati dijo...

Precioso viaje y la receta un pecado delicioso. Un besazo.

Isabel Morenisa dijo...

Hayyyy madre!!
Cuantas cosas riiiicas!!!
Y que preciosa ciudad.
Un abrazo

nieves dijo...

Ya veo que has estado por mi tierra. Aunque soy de Gijón y hay "pique" entre las dos ciudades, se complementan perfectamente, porque Gijón tiene esta playa y costa maravillosa, pero Oviedo tiene también el encanto asturiano. Sí que somos unos exagerados dando de comer. Por regla general, el asturiano es muy generoso, y traemos de nuestros antepasados la tradición de agasajar al comensal con muchos platos y muy contundentes. En las casas particulares, ya no se come así, pero si vas a un restaurante, es imposible terminar tantos platos. Las moscovitas te quedaron geniales, y aunque Rialto guarda su "secreto" hay recetas que se le acercan mucho. Los quesos, como bien dices, son todos un lujo y difícil decantarse por uno de ellos. Nada que envidiar a los franceses. Has pasado tambien por Lastres y veo que la habéis pateado, y supongo que subir la cuesta os habrá costado un poco, pero las vistas y todas las casas que se apiñan entre ellas, merece el esfuerzo. Además, habéis tenido buen tiempo, cosa que me alegra, porque no es lo mismo disfrutar de estos paisajes con sol que con lluvia o niebla. En fín, Asturias es un paraíso natural, pero no se queda a la zaga Cantabria. Yo tengo ahora ahí a mi hija trabajando, y está encantada. Tanto por sus gentes, como por sus pueblos y paisajes.

Un besín.

Las Chachas dijo...

Preciosa ciudad y precioso reportaje el que nos ofreces, y la receta que tantas ganas tenemos de hacer.... Nos quedamos un buen rato en tu cocina!
Un beso de las chicas de Cocinando con las Chachas

María dijo...

Mar, que fotos más bonitas y que bien lo debisteis de pasar. Se nota que os cuidasteis muy bien pues todo tiene una pinta tremenda. Te puedes creer que todavía no he probado los moscovitas, así que ya va siendo hora ¿no crees? así que te voy a robar la receta porque con lo bien que lo has explicado si me quedan la mitad de bien que las tuyas ya me conformo. Un biquiño preciosa

Nuria Eme dijo...

Hola guapísima !!!
Primero te comento todo lo que nos enseñas y el viaje tan estupendo que habéis hecho y después pasamos a las moscovitas.
Me encanta todo lo que nos enseñas, el paisaje, tus dos tesoros de cuatro patas, lo bienísimo que habéis comido y la ciudad. Te esperaría con gusto sentada junto a Mafalda, que me cae mejor que el triste asaltacunas de Woody Allen. Curiosa historia de la las escaleras y el paisaje del pueblo del Dr. Mateo, que algún capítulo me tragué también cuando la emitieron.
Y las esculturas de Oviedo me gustan mucho, aunque Botero no es precisamente de mis preferidos . . . qué criticona estoy hoy jajaja
Y los quesos, qué ricos por favor. Si es que no hace falta salir del panorama español para disfrutarlos pero que bien ricos.
Oye, y ahora te cuento lo de las moscovitas. Hace dos fines de semana me puse a hacerlas, y madremíaaaaa la que lié. Como tú, fui haciendo montoncitos pequeños y bien separados, y al final, tomaron vida propia, decidieron unirse y quedó Una Moscovita jajaja, bueno en realidad fueron dos, porque repetí la operación para acabar la mezcla, y volvió a ocurrir lo mismo.
Aparte de mi cabreo, a nadie le importó porque estaban de muerte, y allí mismo en la mesa de la cocina y todos alrededor dando peñizcos, nos lo comimos. Se me pasó el enfado con el dulcerío, no creas, pero me hubiera gustado que me quedaran como a tí.
En fin, tendré en cuenta tus anotaciones . . . que siempre clavas tus recetas.
Pronto repetiré, si me salen bien, ya te aviso.
Besotes mi niña, feliz semana y gracias por estas entradas tan ilustradas y con las que tanto disfruto.