9 de octubre de 2016

tarta de queso, moras silvestres y chocolate blanco { y receta de mermelada de moras}

Esta tarta es de las de repetir porque ha gustado muchísimo, por ello conviene en la época de moras coger de más a ser posible y congelarlas en bolsas para poder preparar esta tarta más de una vez hasta que vuelva agosto :).
 No requiere horno, y además de deliciosa es muy vistosa con ese color tan bonito de las moras. La única pega es que me quedé corta con la mermelada de arriba, así que si la hacéis poner más que yo.



Ingredientes para un molde desmontable (es importante usar uno desmontable) de 20 cm, da para 8 raciones.

Base:
-bizcoco/magdalenas/ o la típica base de galleta y mantequilla, la que más os guste, yo puse bizcocho laminado.
Si usamos bizcocho podemos remojarlo un poco con lo que más nos guste, un almíbar de limón por ejemplo (agua, azúcar y zumo de limón), o algún licor, zumo de naranja...al gusto. Yo usé almíbar de limón.

Capa de chocolate blanco:
-100 gr de chocolate blanco
-165 ml de nata para montar
-165 ml de leche
-1 sobre de cuajada menos un poquitín (el sobre entero es para 250 de nata y 250 de leche)

Capa de mouuse de moras:
-400 gr de queso crema
-300 gr de moras silvestres
-100 gr de azúcar
-125 de leche
-200 ml de nata para montar + 3 cucharadas de azúcar
-4 hojas de gelatina

Por encima puse mermelada de moras, que se hace poniendo la mitad de azúcar que de moras en un cazo junto a la piel de un limón. Lo dejamos al fuego unos 15 minutos hasta que se forme como un almíbar en el líquido que suelta. Batimos y reservamos (me gusta dejarlo tal cual, sin colar, pero para esta tarta sí lo colé porque la quería muy lisa).



Lo primero es hacer el puré de moras con los 300 gr y los 100 gr de azúcar.Lo ponemos en un cazo y dejamos cocer 10 minutos. Batimos y reservamos. (yo esta operación la hago nada más recoger las moras y lo guardo en bolsitas para utilizarlo para la tarta).

Repartirmos bien los bizcochos por toda la base del molde y remojamos.

Capa de chocolate blanco:
Ponemos la leche, nata y chocolate blanco en un cazo sin dejar de remover, hasta que hierva. Añadimos la cuajada y removemos un minuto más. Vertemos sobre la capa de bizcocho y llevamos a la nevera hasta que esté solidificada.

La mousse:
Ponemos a remojar las hojas de gelatina en agua fría durante 5 minutos. Cogemos una parte de la leche (un poco) y lo calentamos sin que llegue a hervir. Escurrimos las hojas de gelatina y lo echamos en la leche caliente, revolvemos muy bien para que se desuelva.

Mezclamos el queso crema  y la leche con el puré de moras hasta mezclar perfectamente. Añadimos la gelatina que teníamos reservada.

Montamos la nata con las 3 cucharadas de azúcar y se lo incorporamos al resto con movimientos envolventes poco a poco hasta que esté bien mezclado. Lo vertemos sobre la capa de chocolate blanco y a la nevera varias horas o de un día para otro.
 Por último echamos la mermelada por encima y adornamos al gusto, yo usé unos pegotes de queso crema con azúcar y unas moras.

el cumple es de Diego pero ellas son las que soplan, y Ana porque no pudo venir, si no también :)


Y la mermelada de mora es muy rápida y sencilla de hacer, os lo he puesto arriba pero lo repito aquí abajo..será por repetir..:) pues cogemos siempre la mitad de azúcar que de moras (hay gente que pone la misma cantidad pero me resulta empalagosísima así) y lo ponemos en un cazo junto a piel de limón y lo podemos dejar macerar de un día para otro o si tenemos mucha prisa hacerlo en el momento, aunque me gusta más de un día para otro. Lo ponemos al fuego unos quince minutos y batimos, sin la piel del limón. Podemos colarlo o no, a mi para esta receta sí me gusta colarlo, serán manías :), y si no lo vamos a consumir en el momento llenamos tarros esterilizados hasta arriba del todo, cerramos fuerte y volvemos a cocer para hacer el vacío.







¡Felicidades DIEGO!!!

11 comentarios:

Liliana Fuchs dijo...

Pero qué pintón tiene!! Con ese color tan bonito natural de las moras, mmmm! Un lujazo tener moras y mermelada casera tan a mano, me encanta el corte :). Y me encantan las modelos :D
Yo también prefiero la mermelada con esa proporción de azúcar, salvo en frutas que sean especialmente ácidas, y tampoco suelo abusar del azúcar la verdad. Prefiero un toque ácido :).

Un abrazo

Pilar. Cook and Spoon dijo...

El corte de la tarta es brutal. Seguro que disfrutaron de la tarta y no quedó nada. Besos.

Nenalinda dijo...

Felidades a Diego auunque aun no disfrute del cumple como las princesiñas ,me encanta la tsarta de queso y la mermelada de moras como tenia que estar de muerte relenta no lo siguiente.
Como siempre receta y fotos son de 20 points.
Bicos mil y feliz domingo wapa.

Manipulador de alimentos dijo...

que buena pinta tiene y según la receta parece muy sencillito. Me voy a animar a hacerlo :)

aNiKa dijo...

Las niñas preciosas. La tarta una delicia y tu tan artista como siempre!!! un besazo Mar.

Bego R dijo...

Menuda pintaza que tiene y esos dos bombones seguro que han dado buena muestra de ella....aunque fuera destinada a Diego jeje...
Este tipo de tartas sin horno me privan , lo tienen todo.
Un abrazo.

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Felicidades a Diego por el cumple y por la tarta. Me apuntaba yo a ir a merendar a tu casa con esta tarta, me encanta!!
Tienes unas sobrinas guapísimas!
Veo que ya se ven los blogs que sigues en el lateral, nos llevamos cada susto cuando algo desaparece!!
Besos preciosa.

Javier dijo...

Mar, esta es de esas tartas que me dejan con la boca abierta, qué buena, por Dios. Muchas felicidades a Diego y qué guapas están las nenas!!

Abrazos

Nuria Eme dijo...

Hola guapísima !!!
La verdad es que la tarta es una pasada, de rica de color y de sabor. Me gustan mucho porque quedan muy lucidas.
Como envidio esas bandejas de moras, soy de las que me pondría a comerlas y no daría para preparar nada más. También prefiero las mermeladas como tú, hay que probar de dulce antes de añadir tanta azúcar.
Y por cierto, vaya bellezones de sobrinas que tienes, están para comerselas también jajaja
Besotes mi niña.

Maria Jose dijo...

Que princesitas mas guapas y como disfrutan soplando y resoplando. Tiempo hacia que no caían en mis manos unas moras y este cogí unas poquitas hice mermelada y poquitas congele , creo que para una tarta pequeña llegan, me quedo con tu receta la pinta es muy buena y la capa de encima a mi me gusta con esa tonalidad de color , bsss

nieves dijo...

No se por dónde empezar a comentarte. Pues por el principio, como debe ser: ¡¡las niñas!! si la tarta está para empezar y no parar, las niñas están para comérselas a bocados. ¡¡Qué guapísimas son y qué ternura, por dios!!. Felicidades a Diego por ese añito, y felicidades a ti por tanto arte. Yo todos los años, me surto de unos cuantos kilos de moras, que congelo o hago mermelada, por lo que la tarta me viene de perlas.

Un besín.