19 de septiembre de 2016

croquetas de pollo asado

Una receta de aprovechamiento súper rica, con una masa muy manejable a la hora de trabajarlas pero sin embargo muy suave y cremosa al comerlas. Y se aprovecha todo, la salsa, la piel, el romero, ¡todo!. Como se bate todo junto no son las clásicas croquetas con tropezones (que me encanta que los tengan, ojo) pero no tienen nada que envidiar pues son una delicia, aunque si para vosotros es imprescindible que tengan trozos enteros siempre podéis dejar algún pedazo de pollo para sacar trocitos y echar a la masa, eso ya va en gustos. Las patatas si también sobraron, las pongo en un platito aparte y lo voy comiendo todo junto como véis en la foto, mmmmmmmmmmmmmmmm!,  para repetir, tripitir....



 Ingredientes para unas 25 croquetas:
-restos de pollo asado, serían unas dos raciones más o menos lo que yo tenía, incluyendo la salsa y la piel y si habéis echado hierbas como en este caso romero, pues también, todo, era un plato hondo que se desbordaba. (menos los huesos, se entiende no??)
-3 cucharadas bastante colmadas de harina
-600 ml de leche (uso semidesnatada, podéis usar la que prefiráis)
-aceite de oliva virgen extra
(no he puesto ni sal ni mantequilla ni pimienta, pero eso depende del gusto que tenga el pollo, mi salsa estaba fuerte y no he necesitado sazonar por eso, pero si no, poned un poco)
Para rebozar:
-harina, 2 huevos y pan rallado ( a mí me gusta el que viene con ajo y perejil)
-aceite virgen extra para freír, me gusta usar el de Encinas de Montequinto
 



Desmenuzamos el pollo y lo batimos con la picadora eléctrica hasta tener una pasta.
 En una cazuela ponemos un chorrete de aceite, a ojo, y cuando esté caliente echamos la crema del pollo, y añadimos la harina, damos vueltas, nos quedará como una pelota inmanejable, es normal. Lo meneamos un poco y añadimos la leche muy caliente o mejor hirviendo y no paramos de remover hasta que tengamos una crema espesa, unos diez minutos para quitar el sabor a harina y que quede muy suave. Nunca dejamos de remover. Volcamos a una fuente amplia, ponemos un film encima y dejamos enfriar a temperatura ambiente primero y luego en la nevera. En poco tiempo solidifica. Cogemos porciones, damos forma y pasamos por harina-huevo batido-pan rallado.
 Freimos en abundante aceite de oliva virgen extra que esté bien caliente pero no hirviendo para que no se quemen, claro. Ponemos sobre papel de cocina para quitar el exceso de aceite y ya las podemos comer, veréis qué ricas son!.


24 comentarios:

Liliana Fuchs dijo...

Ohhh qué pinta tienen!!! Con lo que me gusta el pollo asado!
Sabes que mi madre nunca me enseñó a hacer croquetas? Siempre le ha dado pereza y en mi casa solo entraban las de mi abuela o de mis tías, qué triste xD. A ver si me animo algún día, porque me encantan y cuando salgo a comer fuera toooodas llevan muuuucha lactosa :P.

Un abrazo

Mar Varela dijo...

Que cosa más rica Mar... me lo apunto
Besitos guapa

CHARO dijo...

qué buenas se ven, me han encantado

mar dijo...

Es muy fácil de aprender.Tú aprende y luego le llevas a tu madre un taper y la dices....has visto que ricas?,y sin eseñarme tú! Jajjajaa un beso

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Oh, estas croquetas deben ser todo sabor y de aprovechamiento total, lo que daría ahora por una ración de ellas. Extra buenas!!
Besos guapi!!

Nenalinda dijo...

Uummmmmmmmmmmmmm croquetaaaaaaaaaaas que no las vea mi hijo que las quiere ya y no tengo ni una en el congelador por que cuando las hago hago cantidad de ellas y las congelo ,como casi ya es la hora de cenar me llevo un platin seguro que estan de muerte relenta no lo siguiente, te han quedado de relujo.
Siii ya me he apuntado al Aig ayer cubri el formulario para participar no fuera a olvidarme.
Bicos mil wapisimaa.

M Glòria dijo...

mmmmmm, sabes que a veces, cuando asamos pollo, hacemos adrede más cantidad para que sobre...nos encantan las croquetas!
Ptnts
Glòria

Javier dijo...

Ayyyy Mar, que comiendo croquetas no hay quien me gane, qué pena no poder probarlas

Abrazos!!!

Lola Martinez dijo...

Perfecta receta de aprovechamiento, muy sabrosas esas croquetas, para empezar a picar y no parar.
Un beso.

Nati dijo...

Si es que las croquetas son un apaño de lo mas socorrido y rico y para aprovechar son fantásticos. Un besazo.

INMA MAQUITO dijo...

Que pintaza tienen esas croquetas y me gusta lo de aprovechar piel y salsa , besitos

mar dijo...

Ponte a hacer las y verás jajaja

mar dijo...

Si es que merece la pena hacer de más para ello un beso

mar dijo...

Venga mujer anímate que tu hijo te lo agradecerá jajaja un beso gracias

mar dijo...

No dejes de hacer las creo que te encantarán

mar dijo...

Muchas gracias Charo

mar dijo...

Hola anuca si están muy ricas deberías animarte

mar dijo...

Si, te animo a prepararlas y me cuentas un beso!

mar dijo...

Si hay gente que le suena raro lo de la piel pero es lo que más sabor da.. un beso

mar dijo...

Nati cuánto tiempo! sí que están ricas gracias un beso

Miquel dijo...

Genial tus croquetas, un placer poderlas saborearlas así.
Buen finde
Bss

MontseMorote dijo...

Que buenas, estas nos gustan mucho en casa, son una delicia y así aprovechamos.
Besoss

Esther Outón dijo...

Que bien te han quedado estas croquetas Mar, en casa nos encantan, con trozos sin ellos que de lo que sean son un bocado maravilloso, estas tuyas super cremosas y ricas lo estarían muchisimo....Bess

Cuca dijo...

Me parece una idea estupenda para dar salida a los restos de pollo asado. En casa nunca sobra, y si sobra mi marido no tiene problema en comerlo otro día recalentado. En todo caso también me gusta aprovecharlo para ensalada con pasta o con lechuga, pero de esta manera se aprovecha también la piel y la salsita ¡tengo que probarlo!

¡Besos mil!