18 de noviembre de 2015

albóndigas en salsa de vino tinto y chocolate

Me encantan las albóndigas y aunque la receta clásica de mi madre es mi favorita y mi referente, siempre acabo 'customizándola' para conseguir otras nuevas. Éstas les han encantado a todos y a mí también, la verdad, pero tranquilos que no saben a chocolate!, la onza que lleva es negra y es una gran combinación con el vino tinto y la carne roja, de toda la vida :) asi que os diré que no hay que inventar nada nuevo, tan sólo guisar vuestra receta de albóndigas favoritas, en vez de con vino blanco con tinto y luego simplemente añadir la onza y tendréis un plato rico, rico!. Quedan muy buenas y aunque ya tengo publicadas dos recetas, voy a volver a hacerlo con esta versión, así queda más claro :)))



Ingredientes (me han salido 35):
-1 kg de carne picada (esta vez usé mezcla de cerco y vacuno pero se pueden hacer sólo de vacuno)
-1 cebolla 
-2 dientes de ajo pequeños picados lo más fino y pequeño posible
-2-3 huevos (usé 2, quedan jugosas, pero si las queréis más jugosas aún, echad 3, depende un poco del tamaño de los huevos)
-1 puñado de perejil
-sal
-aceite de oliva virgen extra, usé  OLI D´ARBECA

 Salsa:
-3 cebollas medianas
-2 zanahorias
-2 dientes de ajo medianos
-1 vaso de vino tinto (unos 200 ml)
-1 onza de chocolate negro
-1 cucharada rasa de harina
-sal
-aceite de oliva virgen extra OLI D´ARBECA
-agua la que admita (un vaso más o menos), y en frío disolvemos la cucharada de harina.



Sofreímos la cebolla bien picada en un chorro de aceite, con un poco de sal y cuando esté tierna y dorada se lo incorporamos a la carne cruda que habremos sazonado y mezclado con el resto de ingredientes (los ajos bien picados, el perejil, los huevos crudos). Lo mezclamos bien y formamos las albóndigas.
  Las pasamos por harina y freímos en aceite bien caliente, sólo sellarlas para que cojan color por fuera y retiramos a un plato. El aceite que suelten lo usamos para sofreir la verdura de la salsa (más lo que tengamos que añadir).

Salsa:
Picamos los ajos, las cebollas y las zanahorias y lo ponemos a rehogar en un chorro de aceite, con algo de sal para que suden. Cuando haya cogido colorcillo (luego queda más rica la salsa si coge color la verdura) añadimos el vino tinto, la onza, y la harina disuelta en agua (yo suelo usar un vaso de agua más o menos).  Batimos y dejamos reducir hasta que nos guste la textura. Rectificamos de sal 
  Incorporamos las albóndigas a la salsa y las damos un hervor para que se terminen de hacer por dentro. (PERO si las vamos a comer al día siguiente, ese hervor me lo reservo para el mismo día, para que no se queden secas, así que sólo sería volcarlas en la salsa y listo).


Oli D´Arbeca tuvo la gentileza de hacerme llegar una generosa botella con su aceite de oliva virgen extra. Es de la Arbeca (pequeño pueblo de la comarca de Les Garrigues) que da nombre a la conocidísima aceituna arbequina. Tienen varios formatos de presentación (latas, botellas de cristal, botellas de plástico) y distintos tamaños, en la web podéis verlo todo!.
    El origen de este aceite se remonta a más de un siglo, ha sobrevivido a guerras y demás penurias gracias a los agricultores de la cooperativa que siempre han estado ahí para sacarlo adelante. Es de agradecer porque ahora podemos disfrutarlo todos. No dejés de visitar la página porque allí se explica al detalle toda la historia  y los primos que ha conseguido este excepcional aceite :).

Hoy todo va dedicado a esta perra pastora belga, DIESEL, policía experta en explosivos que ha fallecido hoy en la operación de Saint Denis. Ojalá descanse en el mejor de los sitios posibles...se lo merece.


10 comentarios:

Palmira http://comeconmigoelblogdepalmira.over-blog.es/ dijo...

Un buen plato de albóndigas, un trozo de pan para mojar y a disfrutar de esta rica salsa! En la cocina catalana siempre se ha usado chocolate negro para ligar y les da una textura y un sabor increíble a las salsas... sin saber nada a chocolate!!
Me encanta como te han quedado!
Besos,
Palmira

Pamela Palma dijo...

Ayy, Mar! ¡no sabía lo de la perrita Diesel! Los humanos siempre metiendo a los animales hasta en sus guerras.

Ya he tomado nota de tu excelente receta para las albóndigas, claro que debe estar fenomenal, muy al estilo mexicano, que ponen chocolate en sus moles. Te dejo un beso

Nuria Eme dijo...

Otra salsa divina para las albóndigas, me la apunto.
Mis mejoes deseos para Diesel, allí donde esté.
Besotes.

María José A.G. dijo...

que buenas las albóndigas, así no las he probado pero se ven muy apetecibles¡¡¡¡¡
el chocolate y las carnes casan muy bien.
besosssss

Las Chachas dijo...

Pues habrá que probar, porque se ven deliciosas!!
Un saludo de las chicas de Cocinando con Las Chachas

María José dijo...

Al principio a mí me daba cosa utilizar el chocolate en los guios pero tienes razón, con vino tinto va fenomenal y hace que la salsita quede muy melosa.Tengo que probar con las albóndigas.
Oye, ¡ menuda ración ! ja.ja.
Un abrazo,
Maaría José.

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Yo con las recetas de albóndigas reconozco que me la juego poco, así no tengo que escuchar que para qué cambio que ya les gustan las de siempre, pero añadir chocolate a algún que otro guiso si lo hago, no sabe a chocolate y queda muy bueno como tus albóndigas que dan ganas de comerse un plato. Un aceite buenísimo sin duda, tanto para cocinar como para crudo.
Qué pena lo de la perra Diesel, los animales no tienen maldad, ojalá hubiera un cielo para perros!!
Besos guapa!!

Doris mis cosillas dijo...

Una muy buena receta que la pongo en pendientes.Bsssss

Merchi dijo...

Yo llevo el pan y si me pones, hasta el vino!!. Porque tienen que estar bien sabrosas estas albóndigas niña, si es que salta a la vista. La combinación del choco con el vino particularmente me encanta, así que hazme sitio que voy :)

Besines para ti y otro enorme para Diesel.

mar dijo...

Maria José a mi me parece una ración normal, aquí comemos mucho jaja