4 de mayo de 2015

pencas de acelga, el mantel de mi madre, y el puente en la costa de Vizcaya

Nunca había probado las pencas hasta que el pasado puente del 1 de mayo nos fuimos de ruta por los pueblos de la costa vizcaína, y un chico de Armintza  llamado Imanol nos regaló unas pencas de la huerta, además de aconsejarnos sobre qué ver por la zona a la que íbamos. Un chico encantador.
  Se pueden rebozar sin más o rellenarlas de algo como he hecho, la imaginación al poder. Están muy ricas :)



Ingredientes:
-pencas de acelga
-pavo
-queso, usé uno de Mahón que me trajeron mis padres de Menorca, pero podéis usar el que más os guste
-agua con sal
-aceite de oliva virgen extra 

(no pongo cantidades porque es orientativo, depende de las pencas que tengamos, necesitaremos más o menos del resto, como es lógico :)))




Primero lavamos las pencas, las quitamos los hilos de los costados y de la parte más dura (parece que nunca se acaba lo de quitar hilos, con los primeros basta) y las cortamos del tamaño que queramos. Las cocemos media hora en agua con un puñado pequeño de sal.
   Pasado este tiempo las escurrimos y las dejamos enfriar.
   Ponemos pavo y queso entre dos trozos de penca, como si fuera un bocadillo, y las pasamos por harina y huevo batido,  y a continuación las freímos en aceite de oliva que esté bien caliente (sin pasarse) hasta que doren por ambos lados. Las dejamos sobre papel de cocina un buen rato, yo lo cambio un par de veces para que suelten todo el aceite. Y nada más, se pueden comer así recién hechas o ya frías, también están muy ricas. Y al calentarlas en el microondas no pierden nada, quedan muy bien.


cocemos media hora
pavo y queso de Mahón
hacemos el 'bocadillo' con el relleno y en medio y pasamos por harina y huevo



  Y ahora el mantel que me ha hecho mi madre aprovechando unos retales muy bonitos que teníamos por casa y una sábana blanca que metió en té varias horas para que no fuera blanco nuclear...mirad que bonito :)









Os pongo fotos de los detalles de las esquinas, para que veáis que cada borde es de un color

Y ahora os pongo un resumen de mi escapada este puente de mayo por el país vasco, precioso todo...

Armintza:


Bermeo:




Gernika:


Lekeitio:





Mundaka:







San Juan de Gaztelugache:



Oma:





playa de San Antonio:


Pinchos ricos que comí :)

pimiento relleno de bacalao/ jamón, champis, refrito de cebolla y pimiento verde

bacalao

tortilla de ajetes, jamón y queso

rulo de hojaldre con chorizo

voulovant de pimientos y langostino

taco de bonito en escabeche

pimiento relleno de gulas/ crepe relleno de bonito y mayonesa


Me falta publicar el viaje a Portugal, prometo no tardar mucho, espero que os haya gustado esta entrada...GRACIAS POR LEERME!!! :)))

14 comentarios:

Fermin Sánchez dijo...

Ole recetas
Ole mantel
Ole vistas de Vizcaya
y Ole tapas.
todo Ole!!! jajajaja

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Cómo te ha cundido este puente, unos paisajes muy bonitos y esos pinchos qué ricos se ven también.
Seguro que esas acelgas recién recogidas estaban muy sabrosas y la receta con las pencas te ha quedado de maravilla, muy apetitosa.
El mantel de tu madre es una preciosidad, viste muy bien la mesa.
Besos.

Liliana Fuchs dijo...

Yo las pencas no las probé hasta que fui por primera vez a casa de mis suegros, en realidad nunca solía comer acelgas de ningún tipo porque en casa somos más de espinacas. Las pencas no me matan, la verdad, soy más de las hojas, pero preparadas así tendría que probarlas! Mucho mejor que cocidas y rehogadas, claro :).

Qué artista tu madre, de verdad!! Ojalá la mía fuera tan mañosa con las telas!
Las fotos de la escapada me encantan, tengo pendiente hacer un viaje como dios manda por el País Vasco. Lo poquito que he visitado me encantó, es que el norte del país es una preciosidad :).

Un abrazo

Laura H.L. dijo...

Me ha encantado el reportaje entero!!!! y no sé por dónde empezar a comentarte, bueno, voy por orden... las pencas... deliciosas, no puedo decir otra cosa, no las he probado rellenas, así que ahí queda tu propuesta para hacerlas en casa. El mantel, es guapísimo!!!! me ha gustado un montón, que manos tiene tu mami. Y las fotos del finde... que enviadia, que bonito y que bien se lo pasó tu peludete (soy una fanática incondicional de los Carlinos) Y con todo esto me voy muy contenta :) Besinos y buena semana

Palmira http://comeconmigoelblogdepalmira.over-blog.es/ dijo...

El mantel es una preciosidad, casi da miedo ponerle los platos encima, ¿no?
Las pencas rellenas son un manjar y tan frescas da gusto.
Un fin de semana muy bien aprovechado con su surtido de pintxos :o)
Besos,
Palmira

carmen - Rezetas de Carmen dijo...

En casa, mi madre hacía las pencas rebozadas, y estaban muy buenas, o sea que éstas rellenas, tienen que estar mejor.
Y tu madre, es una artista, ha quedado precioso el mantel.
Bueno, y los pinchos, tenían que estar buenísimos, se come bien por allí.
besos,

Paco dijo...

Buenas días Mar. Unas pencas riquísimas como las has preparado, además recién cogidas de la huerta, con ese queso y el pavo, están de muerte.
Muchas gracias por esas preciosas fotografías que nos dejas, es como si hubiéramos echo la excursión contigo. Unos pinchos muy ricos los que nos enseñas también. Ya veo que tu perro también disfruto mucho de la excursión.
Muchas gracias por tus visitas y tus comentarios
Un beso Paco

Paco dijo...

Buenas días Mar. Unas pencas riquísimas como las has preparado, además recién cogidas de la huerta, con ese queso y el pavo, están de muerte.
Muchas gracias por esas preciosas fotografías que nos dejas, es como si hubiéramos echo la excursión contigo. Unos pinchos muy ricos los que nos enseñas también. Ya veo que tu perro también disfruto mucho de la excursión.
Muchas gracias por tus visitas y tus comentarios
Un beso Paco

♥ Ana dijo...

Hola guapa, buffff, pedazo de entrada más interesante. Yo si que he comido pencas rellenas y están muy buenas, es una pena que haya gente que las tira
En cuanto al viaje, yo vivo en Vizcaya, cerquita de Bilbao y, me ha encantado éste reportaje pero, para ser sincera, a pesar de los paisajes que pones tan chulos en las fotos, me quedo con las fotos en las que está tu perrito , que guapo es, bueno, ahora mismo no recuerdo si es perrito o perrita jijiji,espero no haberle cambiado de sexo jajajajaja
Y, de los pintxos, que voy a decir, bueno, voy a decir muuuucho y es que, hace un siglo que no voy a comer pintxos, eso es imperdonable, ¡¡con lo riquísimos que están!!
Ayyyy, que se me olvidaba hablar del precioso mantel que ha hecho tu mami, buffff, está muy bonito, me encanta, menudas manos tiene, no sabía el truco del té, ¡¡genial!!
Besazos

Ana Wizner dijo...

En esta entrada me da envidia de todo....desde la receta, hasta las tapitas, el mantel, los platos, y sobre todo....las imágenes...quien pudiese ir allí.

Doris mis cosillas dijo...

Como dice nuestro amigo Fermín ole y ole pero todo todo huuuuu.Bssss

Nenalinda dijo...

Uummmmmmmmmmm por que no te tengo cerca que si no me tenias en casa a comer esas pencas rellenas babeando me tienes que lo sepas.
Como siempre receta y presentacion son de 20 points.
El mantel que ha echo tu madre es preciosisimoooooo al igual que el viaje que paisajes tan bonitos tiene el pais Vasco tengo muchas ganas de volver y ver todo lo que no vimos.
Bicos mil y feliz finde wapisimaaaa.

María dijo...

HOla!! aquí estoy después de una semanita ajetreada. No sé por donde empezar. Las pencas tienen una pint a buenísima!! y las fotos del paseo preciosas. Los manteles que te hizo tu madre con tanto cariño es lo más valioso del mundo, no tiene precio.
Que tengas un buen comienzo de semana preciosa.
Un biquiño enorme gupetona.

Carmen dijo...

Qué envidia me das y qué recuerdos, hice casi ese mismo recorrido hace unos años y estoy loca por volver, en cuanto a las pencas... me las hizo mi amiga Vasca y son una delicia, las tuyas se ven que también, y por último el mantel es una chulada! felicita a tu madre por favor, es tan original, enhorabuena a las dos, artistas!